Por Margarita Bernal para la revista Cocina Semana Octubre 2014

panacotta

Para la Panna Cotta

2 tazas de yogur griego natural

½ taza de leche de almendras

1 cucharada de gelatina sin sabor

1 taza de crema de leche

½ taza de miel de abejas

3 centímetros de jengibre fresco

1 vaina de vainilla

¼ cucharadita de sal

Praliné

1 taza de azúcar

¼ taza de pulpa de gulupa

1(4 taza de agua

1 taza de nueces de nogal tostadas

preparación

Pase por un rallador fino 1 cm del jengibre y reserve. Mezcle la gelatina sin sabor junto con la leche de almendras y revuelva bien para que no se formen grumos. Aparte valiente la crema de leche junto con el resto del jengibre y la miel hasta que hierva. Apague el fuego. Agregue la gelatina a la crema aun caliente, revuelva. Con un batidor de alambre bata el yogur para que se suavice y vierta la mezcla anterior, previamente pasada por un colador. Agregue a último minuto la pasta de jengibre rallado.
Si desea que quede más dulce, puede agregar más miel o azúcar pulverizada. Sirva en los recipientes de su preferencia y lleve a la nevera mínimo 4 horas.

Para el praliné, preparé un caramelo con el azúcar, el agua y la pulpa de fruta, revuelva ocasionalmente con una cuchara de madera para que quede de color y textura pareja. Cuando comience a formar burbujas gruesas y esté color ámbar claro, agregue las nueces y luego pase sobre un tapete de silicona o papel mantequilla previamente engrasado con un poquito de aceite. Debe quedar estirado y no las nueces montadas unas sobre otras. Deje enfriar y luego corte en trocitos con un cuchillo o con un procesador de alimentos. Sirva encima de la panna cotta fría.

PANNA COTTA

Proyectos Semana, Fotografía Javier La Rotta, Producción: Cristina Tingle